Consejos para estudiar en casa con mayor eficacia | Prat Online

Cómo estudiar en casa tips

Estudiar en casa tiene la ventaja indiscutible de ser un ambiente cómodo y de baja presión. Sin embargo, hay algunas razones por las que puede serte difícil estudiar en casa con eficacia; por ejemplo, estás expuesto a distintas distracciones y es mucho más fácil posponer las cosas.

En casa, la procrastinación y la distracción pueden impedirte lograr lo que necesitas hacer o terminar. Ver televisión, tomar una siesta, navegar por las redes sociales u otras actividades (¡tal vez incluso limpiar tu habitación!) Son grandes enemigos de la productividad que te alejan de tu objetivo de estudiar o completar distintas tareas o actividades.

Afortunadamente, desde el Centro d’Estudis Prat y EducaFP te damos hoy algunos consejos que puedes poner en practica para ayudarte a ser más productivo.

Tips para mantenerte enfocad@ y más productico cuando estudia en casa

Prueba el estudio activo

Si te preguntas qué es el aprendizaje activo, se refiere a un método de enseñanza que involucra a los estudiantes en el material que están aprendiendo a través de actividades de resolución de problemas, tareas de escritura, discusión en grupo, actividades de reflexión, y cualquier otra tarea que promueve el pensamiento crítico sobre un tema o asignatura específica.

El aprendizaje activo requiere que los estudiantes hagan algo que desarrolle sus habilidades, es tan simple como hacer preguntas antes, durante y después del tiempo que dedicas al estudio. ¡Esto no solo te ayuda a dar una dirección a tu sesión de estudio, sino que también te mantiene en el camino correcto y te permite reflexionar sobre cómo mejorar para tu próxima sesión de estudio en casa!

Preguntas que puedes hacerte antes de estudiar:

  • ¿Qué estoy a punto de aprender?
  • ¿Qué sé ya sobre este tema?

Preguntas que puedes hacerte mientras estudias en casa:

  • ¿Cómo encaja esta información en un panorama más amplio?
  • ¿Entiendo lo que acabo de leer?
  • ¿Puedo parafrasearlo?
  • ¿Hay alguna palabra o idea clave que deba escribir? ¿Por qué son importantes estas palabras e ideas?

Preguntas que puedes hacerse después de estudiar:

  • ¿Qué he aprendido en esta sesión de estudio?
  • ¿Qué necesito revisar o aprender la próxima vez?

Duerme bien por la noche

La norma general dice que las personas y especialmente los estudiantes de todas las edades deben dormir por lo menos ocho horas cada noche.

Dormir es la mejor manera de asegurarte de que tu cerebro está actualizado y listo para procesar toda la información recibida durante el día. Puede ser tentador quedarse despierto hasta tarde para estudiar, pero es más beneficioso descansar lo suficiente.

Dormir toda la noche anterior a un examen es especialmente importante porque una buena noche de sueño te permite estar más alerta y mejora la memoria para procesar adecuadamente el material de la clase, actividades o examen, lo que te conducirá a mejores resultados.

Estudia en el momento adecuado

Cada persona tiene sus propios altibajos diarios. Algun@s son noctámbul@s, mientras que otr@s prefieren las mañanas. Aprovecha el momento del día en el que te sientas más productivo y no intentes obligarte a estudiar cuando tu capacidad intelectual no esté al máximo.

Trata de estudiar cuando estés más alerta, para que puedas procesar y retener la información que estás estudiando.

Ten un área de estudio designada

Ya sea la mesa de la cocina o el escritorio de tu habitación, crea un área para estudiar que sea una zona de estudio designada.

Intenta reservar tu cama para dormir y evita estudiar en ella (¡puede ser demasiado fácil dormir la siesta!). Lo que es más importante, mantén tu espacio de estudio limpio y organizado para que puedas dedicar más tiempo a estudiar y menos tratando de encontrar un bolígrafo que funcione.

Come adecuadamente

¡No olvides comer saludablemente! Tu cuerpo y tu cerebro necesitan combustible para mantenerse en plena forma.

Además, es difícil concentrarse cuando el estómago gruñe. Come refrigerios saludables mientras estudias, pero asegúrate de que estén preparados con anticipación para que no pierdas el tiempo fuera de tu objetivo. ¡Más tiempo fuera de tu espacio significa más oportunidades para distraerse!

Crea un horario y establece una rutina

Crear un horario ayuda a organizar tu tiempo, programa tus descansos y especialmente si tienes varias asignaturas para estudiar. Escribe tu horario para que puedas recordarlo y consultarlo con frecuencia.

Una rutina te proporciona una estructura para hacer las actividades propuestas, evita que las pequeñas cosas se pierdan y te libera para planificarte adecuadamente. Si no estableces una rutina, es posible que te distraigas fácilmente y luego te des cuenta de que apenas has hecho nada.

En primer lugar, es importante saber qué rutina funciona mejor para ti y ésta podría no ser precisamente la que más te agrada. Por lo tanto, se honest@ contigo mism@ y conoce lo que te funciona. Si sabes que eres alguien que trabaja mejor por la mañana, asegúrate de poner la alarma y levantarte temprano. Si sabes que trabajas mejor por la noche, crea tu horario en torno a esto, solo asegúrate de que esto no afecte tu sueño.

Ten en mente tu horario y asegúrate de vestirte. Las investigaciones indican que levantarse y vestirse beneficia la mentalidad del estudio.

Establece límites razonables para la cantidad de tiempo que dedicas a estudiar cada día en casa y divide tu sesión de estudio en períodos de tiempo manejables.

Usa un temporizador

Utiliza un cronómetro para ayudarte a controlar el tiempo y asegurarte de cumplir con el horario que creaste. Configurar un cronómetro te ayuda a mantenerte enfocado en la tarea en cuestión, comprometid@ a trabajar hasta que suene el cronómetro y te ayuda a mantenerte encaminado para cubrir todo el material que necesitas. Por encima de todo, ayuda a mantener tu tiempo de descanso efectivo y libre de culpa (¡porque te lo has ganado!).

Estudiar en casa puede ser difícil, la postergación y la distracción pueden ocurrir fácilmente. Pero con un poco de planificación y organización, puede ser un lugar efectivo y cómodo para estudiar.

Prueba algunos de estos consejos para estudiar en casa que te ayudarán a mantenerte concentrado y ser más eficiente con tu tiempo de estudio.

Finalmente, recuerda ser amable contigo mism@ después de todo, dice Kornell, “estamos todos juntos en esto“.

Apuesta por tu futuro con EducaFP. ¿Estudiar o aprender? ¡Tú eliges!

Comments are closed.