¡En EducaFP comenzamos nuevo semestre!

EducaFP comenzamos nuevo semestre

Es hora de empezar a pensar en cómo puedes dar lo mejor de ti en el nuevo semestre de tu ciclo formativo online.

Ya sea que estés comenzando tu primer semestre en la modalidad online o presencial o regresando después de un descanso muy necesario para recargar las baterías, es hora de pensar en cómo puedes dar lo mejor de ti en este nuevo semestre académico.

Probablemente hayas tenido mucho trabajo que hacer durante las vacaciones, y tal vez no estés seguro de haberlo completado todo correctamente. Sin duda, hay cosas que habrás olvidado y necesitarás volver a repasar.

Como resultado, es natural volver a la rutina de estudios para un nuevo año y sentirse estresado, cansado e incluso un poco abrumado. Pero no te preocupes, en EducaFP los profesores intentarán facilitarte el nuevo programa académico de un modo sensato y muy práctico como su metodología promueve.

Sin embargo, aquí hay algunos consejos para ayudarte a prepararte para un comienzo de semestre totalmente exitoso:

1. Piensa con anticipación para que los primeros días sean fáciles

Hay muchas tareas menores que puedes eliminar durante los días que te quedada de vacaciones para que los primeros días de regreso a la rutina sean un poco más fáciles. Están las cosas prácticas y otros temas que se perderán o se olvidarán durante las vacaciones, y estas pueden ser una fuente importante de estrés el primer día, así que trata de reducir eso clasificando tantas de esas cosas como sea posible con un par de días de antelación.

Además de las cosas prácticas, también puedes planificarte con anticipación emocionalmente. Puede ser que charlar por teléfono con un amigo la noche anterior a tu inicio de actividades ayude a calmar los nervios que puedas estar sintiendo; puede ser útil saber que otras personas también se sienten nerviosas o estresadas.

¡El truco es organizarse! El primer paso para manejar tu estrés es tener el control de tus responsabilidades académicas. Si recibes tu plan de estudios y recursos de los profesores antes del primer día de inicio de actividades, léelo detenidamente y ten en cuenta los plazos importantes y las fechas de examen.

Mantén un registro de esas fechas en un planificador digital, agenda o en papel para que puedas notar cuándo se superpondrán ciertos proyectos y cronogramas, o cuándo podrías tener conflictos de programación debido a otras obligaciones laborales o familiares.

2. Planifica el semestre que viene

Cuando piensas en cosas con una mentalidad estresada, es fácil terminar colapsando el tiempo que tienes disponible. ¿Alguna vez te das cuenta de que tienes pensamientos como “vamos a volver a las responsabilidades y actividades, y luego en solo unos meses” ¡Serán exámenes finales! Pero incluso si los exámenes son al final del período, recuerda que ahora solo estás comenzando de nuevo; puede parecer que están en el horizonte, pero en realidad, todavía tienes un largo camino por recorrer antes de llegar allí, y mucho tiempo para prepararte.

En EducaFP tenemos la programación de las actividades y exámenes finales que te pueden servir como lista de verificación en la cuenta regresiva para para finalizar el semestre, este cronograma puede ayudarte durante todo el año a determinar lo que tienes que hacer antes de tus exámenes. Asegúrate de que todavía hay tiempo para ponerse al día, incluso si se te ves atrasado.

3. Compra, busca o alquila recursos y libros de texto antes del inicio del semestre

No esperes hasta recibir tu primera actividad para buscar material, recursos o ir a la librería. Comunícate con tus profesores antes de que comiencen las clases o en los primeros días y solicita una lista de los materiales de lectura requeridos o de recomendaciones para mejorar tu formación en la asignatura y ciclo formativo específico. Este pequeño paso demuestra que estás dispuesto a tomar la iniciativa y también te da tiempo adicional para conseguir esos recursos o buscarlos en la biblioteca. Si se sientes motivado, lee sobre el tema para familiarizarte con el material de la actividad antes de tu primera evaluación.

4. No te lances a todo de golpe

Cuando regresas o asistes a un nuevo período académico, es tentador llenar tu horario e intentar hacer todo en la primera semana. Es posible que hayas pasado todas tus vacaciones sin entrar a la plataforma virtual y estás decidido a recuperar el tiempo perdido. Entonces podrías estar planeando pasar cada minuto libre en la biblioteca poniéndote al día con tus apuntes y trabajos.

Pero esta es una receta para sentirse agotado y quemado cuando llega el miércoles de tu primera semana de regreso. Sí, vale la pena asegurarse de estar al día con las actividades para cuando regreses a la dinámica, pero tratar de ir más allá, especialmente si ya estás sintiendo una pizca de estrés antes de regresar puede ser contradictorio. Mantén el ritmo.

 5. Ten un plan

Establece algunas metas a corto y largo plazo que te ayudarán a mantenerte enfocado y motivado cuando las cosas se pongan difíciles por temas de tiempo o sobrecargas.

Luego, elabora una estrategia con algunos pasos manejables que te ayudarán a lograr cada objetivo. Por ejemplo, tómate de 1 a 2 horas algunas noches a la semana para estudiar o ponerte al día con las distintas asignaturas, teniendo en cuenta tu objetivo a largo plazo de obtener una buena calificación en las actividades continuas o en cada examen final.

6. Reduce la incertidumbre

La incertidumbre es un factor significativo en la generación de estrés. Tómate un momento para pensar en cómo puedes actuar al respecto. ¿Hay formas en que puedes reducir la incertidumbre cuando regresas a tu rutina académica o inicias un nuevo período? Por ejemplo, si hay una parte de las actividades que no has podido hacer, podría ser útil buscar al profesor correspondiente y comunicarlo, reconocerlo y aceptar cualquier solución o vía que te proporcione para ponerte al día.

7. Sigue la regla de los tres minutos

Una cosa que contribuye al estrés cuando regresas a los estudios es que simplemente hay mucho que hacer. Cualquier lista larga de tareas puede resultar abrumadora. Una forma de hacerlo más fácil es seguir la regla de los tres minutos cada vez que tengas una larga lista de tareas pendientes.

Es una regla simple: si piensa sen una actividad o tarea que necesitas hacer y que tomará menos de tres minutos, simplemente hazlo ahora. Lo más probable es que posponerlo y hacerlo más tarde tome más tiempo en general mientras lo piensas que simplemente hacerlo lo antes posible.

Si te apegas a la regla de los tres minutos, puedes reducir una larga lista de tareas tanto académicas como del día a día rápidamente.

8. Involucrarse en la plataforma

Las primeras semanas del semestre son el momento perfecto para conectarte con tus nuevos compañeros y profesores en el aula vitual. Formar grupos de estudio te ayudará a conocer a tus compañeros de clase y también te ayudará a prepararte para tus actividades y exámenes.

Además, busca oportunidades en el campus virtual o dentro de su comunidad de los foros y tutoría que puedan ayudarte a avanzar en tus objetivos personales y profesionales.

9. Haz agradables las pequeñas cosas en tus horas de estudio

Cuando te estés preparando para volver a tu formación profesional, piensa en lo que puedes hacer para que las cosas sean agradables para ti mientras estas estudiando. Te levantarás más temprano de lo que podrías haberlo hecho durante las semanas anteriores de vacaciones, y volverás a estudiar y concentrarte de una manera que tampoco lo has necesitado en mucho tiempo.

Entonces, ¿qué puedes hacer ahora mismo para ser amable contigo mismo en el regreso a clases o para adecuar el espacio de estudio propiciando la mejor concentración? Tal vez sea cambiar a un mejor desayuno con muchos nutrientes antes de comenzar a estudiar, o asegurarte de tener algunos refrigerios caseros para los descansos.

Estas cosas pueden parecer menores, pero pueden marcar la diferencia cuando llegue al final de esa difícil primera semana de regreso.

10. Disfruta de algunas compras de papelería

Si todo lo demás falla, existe la tradicional técnica antiestrés del regreso a clases de un poco de terapia de compras. Nuevos bolígrafos, cuadernos, archivadores y separadores que te harán sentir que tienes todas las herramientas necesarias para organizar esas notas rebeldes que en el aula virtual se plasman: la papelería de regreso a clases es un ritual de larga data para muchos estudiantes de escuelas e instituciones tanto presenciales como a distancia por una buena razón.

Puede ser materialista, pero tener las herramientas adecuadas puede hacerte sentir más tranquilo y mejor preparado para el próximo semestre o año académico.

Recuerda que hacer un esfuerzo extra para prepararte para tus primeras semanas de clases te ayudará a establecer el tono para un semestre productivo y te pondrá en el camino correcto para lograr tus metas.

Y desde EducaFP te deseamos el mayor de los éxitos en esta nueva etapa. ¿Estudiar o Aprender? ¡Tú eliges!

Comments are closed.