Lecciones de liderazgo que puedes aprender de Quentin Tarantino

Lecciones de liderazgo que puedes aprender de Quentin Tarantino

Las películas de Quentin Tarantino le han merecido cuantiosas alabanzas y el reconocimiento del público debido a su particular estilo. Pero, ¿qué lecciones de liderazgo nos está dejando el cineasta norteamericano que puedes aplicar a tu vida profesional?

Quentin Tarantino es probablemente el cineasta más icónico de los últimos 30 años, un narrador espectacular que ha redefinido todos los géneros y ha sido galardonado, entre otros premios, con dos Oscar y una Palma de Oro.

Su obra como director y guionista se compone de 9 películas: Reservoir Dogs, Pulp Fiction, Jackie Brown, Kill Bill, Kill Bill 2, Death Proof, Malditos BastardosDjango desencadenadoLos odiosos ocho y Érase una vez en Hollywood, además de destacadas colaboraciones como guionista o actor.

Como ya ha manifestado en numerosas ocasiones, su intención es abandonar el cine tras su décima película y dedicarse por completo a la escritura.

3 lecciones de liderazgo que puedes aplicar a tu vida profesional

  1. Absorbe todo lo que se encuentre a tu alrededor

Los grandes cineastas como Quentin Tarantino han destacado no solo por su intelecto, sino también porque se han fijado en todo cuanto ha habido a su alrededor.

En el caso de Tarantino, que posee una memoria prodigiosa y un coeficiente intelectual de 160, el hecho de haber recogido elementos de diversas disciplinas artísticas, ha sido clave para  instalarse en el imaginario popular como uno de los mejores directores de la historia.

En relación con los ya tan cacareados diálogos de Tarantino, los 3 escritores que más le marcaron en cuanto a una influencia genuina fueron Elmore Leonard, David Mamet y Richard Pryor. Esas fueron influencias de conciencia reales y el cineasta encontró su propia voz a través de sus obras.

Asimismo, Tarantino ha demostrado su melomanía en todas sus obras desde Reservoir Dogs hasta Érase una vez en Hollywood. Las canciones que acompañan los diálogos y sus escenas más emblemáticas se nutren de las mejores canciones de jazz, soul, pop o funk, entre otros estilos. Desde Ennio Morricone, pasando por Luis Bacalov, Chuk Berry o Bill Withers, hasta los españoles Lole y Manuel o Simon & Garfunkel. 

El espectro musical que guarnece sus películas es tan amplio que se ha convertido en una de las señas de identidad de Tarantino; ha utilizado la música para crear ambientes inauditos y para amplificar las energías eclécticas de los personajes a través de las melodías.

Las muchas influencias que convergen en la mente de Tarantino han hecho mella en su forma de ver el cine, de confeccionar las películas y en la manera de interactuar de los personajes, y, de alguna manera, sus particularidades hacen que se separe del llamado cine comercial. 

Recuerda que la importancia de empaparse de todo y de tener una sed insaciable de información, es clave si quieres convertirte en un gran profesional en cualquier disciplina.

2. Trabaja con los mejores

Tarantino siempre se ha preocupado por seleccionar a conciencia los mejores actores y actrices con los que colabora.

Si repasamos la lista de representantes que han participado en sus obras asiduamente, nos encontramos con nombres como Uma Thurman, Tim Roth, Zoe Bell, Harvey Keitel, Samuel L. Jackson, Leonardo DiCaprio… ¿Cuál de ellos ha tenido una carrera más destacada? ¡Todos ellos han brillado en la pantalla grande!

Además, la dinámica fluye mucho mejor cuando los colaboradores confían en tu manera de trabajar, aunque no es fácil encontrar al mejor talento y alguien con quien entenderse al mismo tiempo.

Tarantino ha tenido tiempo suficiente para conocer y sacar lo mejor de cada uno de los actores con los que ha trabajado, ya que muchos de ellos han participado en más de una de sus películas y sabe que juntos obtienen resultados fabulosos.

¡Rodearse de los mejores suele ser sinónimo de éxito!

3. Toma riesgos

Seguro que has escuchado la frase de que “aquel que no es suficientemente valiente para tomar riesgos, no conseguirá nada valioso en su vida”. Pues bien, Tarantino ha esquivado constantemente las zonas de confort o las áreas de comodidad en las que viven otros cineastas.

Si no has visto películas como Malditos bastardos o Django desencadenado desde EducaFP te invitamos a hacerlo, porque las ideas que plantea el guion de cada una de estas obras son emocionantes y arriesgadas al mismo tiempo. 

Llevar hacia adelante este tipo de proyectos entraña un arrojo y una gallardía propios de alguien que toma riesgos para conseguir un determinado objetivo.

Por suerte para Tarantino éstas obras tuvieron una gran acogida por parte del público y se han convertido a ojos del espectador en 2 de las mejores películas del director americano.

En suma, Quentin Tarantino siempre se ha alejado de las historias que aseguran éxitos asegurados en las taquillas para centrarse en proyectos con propuestas diferentes.

Lo podemos ver con algunas de sus primeras películas, como Pulp Fiction o Kill Bill, que se desmarcan por completo de lo que había en el mercado cinematográfico en el momento de su lanzamiento.

¡Recuerda! Toma riesgos con una idea particular y con un equipo detrás que la respalde.

Según se dice, “la vida es el resultado de las experiencias vividas“. En la nuestra se encuentra la experiencia de haber podido convivir con Quentin Tarantino y de haber podido ver sus películas en las pantallas de cine. Con lo cual, nuestra vida es un poquito mejor.

Si quieres ser un líder como Quentin Tarantino desarrolla tu formación profesional online en el sector que más te guste y comienza a dar los primeros pasos en tu carrera con EducaFP.

Apuesta por tu futuro con EducaFP. ¿Estudiar o aprender? ¡Tú eliges!

Comments are closed.