¿Quieres ser un buen guía turístico profesional?

¿Quieres ser un buen guía turístico Profesional?

Un guía turístico profesional es el portavoz cultural de un país o territorio el cual es reconocido para suministrar información a los turistas o visitantes.

Dicho sea de otro modo, es el encargado de explicar el significado de construcciones, tradiciones, canciones y cualquier otra manifestación que forme parte de los bienes tangibles e intangibles de una nación en un espacio determinado.

¿Cómo es un guía turístico?

El guía de turismo es una persona entusiasta, con un gran interés por la cultura y un viajero implacable que disfruta en compañía de personas de cualquier paraje del planeta, a las cuales siempre está dispuesto a ofrecer hospitalidad.

Además, es también una persona disciplinada y hasta cierto punto, autodidacta, siempre en busca de nuevos y fascinantes lugares.

¿Cuál es su cometido?

La misión del guía turístico profesional es informar e interpretar el patrimonio cultural de manera que los visitantes se sientan atraídos por las exposiciones.

Por ello, es importante que el guía turístico enfoque las explicaciones de un modo atractivo y agradable y utilice, en caso necesario, otra lengua extranjera para que los visitantes se sientan atendidos en todo momento. 

Esta bonita profesión entraña una buena preparación: en algunas ocasiones los profesionales reciben información que deben saber proporcionar a los clientes, pero en otras, tienen la potestad de decidir qué tipo de contenido se tratará durante la visita.

En este caso, cabe destacar que el hecho de investigar y reunir información sustancial  es una tarea cuanto menos crucial para satisfacer las expectativas de disfrute lúdico de los visitantes. Así, pues, información veraz, objetiva y clara al público receptor.

El guía turístico debe de estar preparado para responder las preguntas de los turistas. Estas pueden verse relacionadas con asuntos históricos, así como con características específicas del monumento, edificio o manifestación en cuestión.

Funciones principales

  • Acompañamiento y recepción de turistas
  • Control del grupo de visitantes (regulaciones, restricciones o precauciones necesarias)
  • Ejecución del programa de actividades establecido por la agencia de viajes
  • Supervisión de la unidad de transporte
  • Gestión de la logística del recorrido considerando el tiempo destinado a cada actividad
  • Elaboración de informes
  • Manejo de presupuesto de gastos del tour
  • Coordinación de los servicios y productos dentro del itinerario
  • Velar por la seguridad de los turistas durante el recorrido
  • Responsabilidad de mantener el lugar en óptimas condiciones de limpieza y orden

Como hemos mencionado anteriormente, el guía turístico trabaja como embajador cultural. Para el buen hacer de la profesión se requiere una serie de cualidades y habilidades que permitan distinguir la calidad de sus prestaciones. Pero, ¿qué aptitudes debe tener un buen guía turístico? Te las detallamos a continuación: 

  1. Conocimientos: Tener un amplio volumen de conocimientos tanto a nivel teórico, histórico y social es algo fundamental si tu deseo es convertirte en guía de turismo. Los visitantes y oyentes valoran cuando el guía es conocedor de la gastronomía local o sabe de buena tinta anécdotas históricas, así como cuando puede recomendar tiendas y lugares de compras o actividades recreativas. Además, esto lleva consigo un gran interés por la historia y la cultura ¿Quieres dejar impresionados a tus grupos de turistas? ¡Conócelo todo!
  2. Pasión por el trabajo: Es importante que tu vocación sea la de ser un guía profesional ya que esta profesión, como muchas otras, requiere un nivel físico e intelectual exigente. Si te gusta esta profesión no tendrás que hacer ningún esfuerzo por transmitir el entusiasmo que te rodea a tus oyentes. Así que… ¡Ama tu trabajo!
  3. Empatía: Ser una persona cercana también es una de las cualidades que debe poseer un guía turístico, ya que no serán pocas las consultas de los turistas y las dudas que a estos les puedan surgir. Lo ideal es ser capaz de ponerse en el lugar del otro y comprender qué sensaciones le envuelven con el objetivo de actuar de la manera más apropiada. Aunque para mantener el grupo unido y centrado también se necesita una cierta autoridad, que no arrogancia.
  4. Elocuencia: Si el objetivo es comunicarse con los visitantes de la manera más atractiva y agradable posible es vital que el guía sepa hablar más idiomas que el suyo propio. Por otro lado, esto te dará la capacidad de conversar con claridad y confianza y de atender las consultas de los turistas con mayor suficiencia. Si a ello le sumamos una correcta dicción y pronunciación, la capacidad para retener la atención de los oyentes se hará mucho más fácil.
  5. Diplomacia: Para ser capaz de unificar las diferentes personalidades que componen un grupo de visitantes (todos hemos sufrido los más impacientes o ansiosos) y procurar que la visita sea igual de provechosa para todos ellos hace falta un tacto especial. Por ello, también debe de tener buenas capacidades interpersonales y comunicativas.
  6. Una buena memoria: Recordar todas las explicaciones y no olvidar determinados detalles puede ser difícil, a menos que tu memoria esté bien engrasada. Para ello, es recomendable que sigas un hilo argumental, un guion a través del cual dirigirte a tus oyentes. Ir dando tumbos por diferentes aspectos puede confundir a los turistas y hacer que se desconecten de tus explicaciones.

Conviértete en un guía profesional con un CFGS Online de Guía, Información y Asistencias Turísticas, obtendrás tu título oficial y homologado en toda la UE. Y si quieres ejercer en Cataluña puedes hacer esta formación complementaria de Habilitación Guía de Turismo de Cataluña en solo un semestre 100% online en EducaFP.

Apuesta por tu futuro con EducaFP. ¿Estudiar o aprender? ¡Tú eliges!

Comments are closed.
CONTACTA
close slider